México: Historia y Tradición

Una de las cosas más importantes que debemos tener presente como sociedad, es el de conocernos a nosotros mismo…y no hablo de nuestro nombre y personalidad…es saber de dónde venimos.

En este blog te voy hablar sobre parte de la historia de México y del estado de Hidalgo; te contaré algunos datos curiosos sobre la historia que tal vez no sabías.

La historia siempre será algo interesante…Abre la mente, deja los prejuicios y acepta que el pasado te puede ayudar en tu presente.

También te contaré lo que es cultura y tradición, existiendo una pequeña diferencia entre ambos.

Además te enseñaré 5 leyendas tradicionales del estado de Hidalgo…Estos relatos son parte de los pobladores de la región, lo llevan consigo desde hace años y su tarea es contarlo a sus hijos y que estos lo pasen a nietos ( y así asustarlos de por vida).

Te hablaré sobre la lucha libre mexicana y sobre la leyenda del ring, que nació en Hidalgo…el Santo, icono de la cultura mexicana.

Historia, cultura y tradición…Es la carta de presentación de los pueblos hidalguenses.

Conocenos mejor y así se te animas a visitarnos…

Ven a disfrutar de toda la riqueza cultural que tenemos.

Historia: una ventana hacia el pasado.

La historia es algo fascinante…claro, para algunos.

Al igual que muchas otras cosas que suelen ser interesantes y apasionadas, la vemos de la forma equivocada. La sociedad en la que vivimos nos hace ver a la historia como algo aburrido, largo y sin sentido,

¿Para qué voy a estudiar algo que ya pasó hace mil años?

O acaso no te acuerdas cuando tenías clase de historia en la secundaria…

Que le decías a tus compañeros:

¡Otra vez este profesor de historia con su bla bla bla!

Pero…

Si crees que la única ciencia que resuelve cosas es la matemática, física o química…

Debes saber… Que la historia también te da respuesta para muchas cosas que pasan hoy en día.

La historia es el análisis de hechos pasados, a través del análisis de fuentes escritas, orales y visuales, es decir, estudia todo lo que nos dejaron nuestros antepasados, para entender quienes somos en el presente.

Por ejemplo…

Sabías que ¿La Plaza Mayor (hoy el Zócalo de la Ciudad de México) fue construido sobre edificaciones mexicas?

La historia te explica que los españoles hicieron eso para demostrar que ellos eran, en ese momento, quienes gobernaban; dejando claro que el gobierno mexica ya había acabado y todos los habitantes de esa ciudad estaban bajo el mando de su nuevo líder, el rey de España.

Todo lo que ves, haces, eres, tiene una explicación, y la historia es quien te la da.

México: un país con una larga historia.

Hay un refrán popular que dice “uno no sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”.

En este caso no estamos hablando de que vas a perder algo, lo que si quiero que sepas es que tú como mexicano, deberías estar orgulloso de haber nacido en un país con tanta historia.

A pesar de pertenecer al “nuevo continente”, y de no tener una gran cantidad de fuentes que nos permitan saber más sobre nuestros antepasados, tenemos una de las culturas más ricas en América, tal vez sólo en comparación con el Perú ( quienes tienen a los Incas como referente histórico).

Saber que culturas como los olmecas, mayas, zapotecas, teotihuacanos, toltecas, mexicas, entre otras, existieron y dejaron su huella, tradiciones, costumbres, es algo enriquecedor y da orgullo; porque hoy en día todavía hacemos cosas que hace 3 mil años comenzaron a practicarse.

Ni hablar de todo el proceso colonizador (estés o no de acuerdo con la llegada y conquista por parte de los españoles), que dio resultado final a lo que somos hoy en día.

Toda la etapa independentista, los cambios de gobierno e invasiones en el siglo XIX, La Revolución Mexicana y los años de democracia, son nuestro Currículum Vítae.

¡Enorgullecete de lo tuyo! ¡Tienes una de las culturas más ricas en el mundo!

5 datos curiosos de la historia mexicana.

1. ¿Sabías que el pozole se hacía con carne humana?

El nombre pozole viene del náhuatl pozolli, que significa “hervido” “espumoso” o “cocer maíz” (dependiendo de la lengua de cada pueblo indígena).

Antes se sacrificaban a personas para ofrecerles a sus dioses…si, obviamente es difícil para nosotros entender eso, pero para la época era normal y el ser sacrificado era un orgullo para la víctima.

En fin…al quitarle el corazón a las personas, el resto del cuerpo era cocinado con maíz y se convertía en un plato de comida que era repartido entre los habitantes en una ceremonia.

Si, ese plato tan rico que te hace tu mamá…en un inicio se hacía con carne humana.

2. La malinche no fue tan mala.

Una de las cosas que aprendemos desde pequeños, y estoy casi seguro, que es de los primeros rencores que estamos acostumbrados a sentir, es el odio que le “debemos” tener a la Malinche.

La Malinche fue una mujer Náhuatl, proveniente de Tabasco y es conocida por haber sido concubina de Cortés (el tristemente recordado conquistador de México) e intérprete-consejera.

La historia la ha catalogado como una traidora, ya que ayudó a los españoles en los primeros años de la conquista, siendo una “espía” de la corona española.

Lo que no sabe la mayoría, es que la malinche quería liberar a su pueblo del dominio del Imperio Azteca y la única forma de lograrlo era ayudar a los españoles para que acabaran con ese gobierno.

¡Y la malinche lo logró…sólo que en ese momento empezaron a ser dominados por otro imperio!

3. ¡Miguel Hidalgo no toco la campana el 15 de septiembre!

Desde que somos muy pequeños, en la primaria, nos enseñan que la independencia de México se da el 16 de septiembre de 1810.

Día en el cual el cura Miguel Hidalgo, una vez que es alertado de que los españoles descubrieron su conspiración, llama a la gente del pueblo de Dolores Hidalgo, tocando las campanas de la iglesia, para sublevarse en contra del gobierno español.

Al contrario de lo que nos enseñaron en el colegio…

El cura Hidalgo no tocó las campanas de la iglesia, fue José Galván, Compañero de la parroquia quien lo hizo, mientras Hidalgo se encontraba en la puerta de la iglesia.

4. Iturbide ¿Héroe o Villano?

Agustín de Iturbide fue un blanco criollo (nacido en América de padre español) y militar a las órdenes del rey de España…por lo cual ya podemos decir que es el villano de la película…pero no.

Todos los mexicanos tenemos en mente que el cura Hidalgo es el héroe de la independencia, pero quien en realidad lo logra es Agustín de Iturbide…punto para ser héroe.

Hablamos de un personaje muy interesante, a pesar de servir a la corona española, decidió por convicción que México debía separarse de España y ser independiente; lo logró a través de acuerdos con otro grupo de independentistas y con parte de la clase alta colonial.

El detalle es que formo otro reino, el primer Imperio Mexicano, siendo el monarca de este nuevo gobierno…Agustín de Iturbide se convirtió en Agustín I.

Terminó siendo fusilado por aquellos con quienes acordó separarse de España.

¿Villano? ¿Héroe? tu que crees…

5. Los Niños Héroes…¿no eran 6?

Una de las historias más heroicas de México es la que nos contaron sobre los niños héroes…

En el cual 6 cadetes del ejército mexicano defendieron el Castillo de Chapultepec, hasta la muerte, durante la invasión norteamericana en 1847.

Pero no sólo fueron 6, fueron 46 cadetes y 19 personas miembros de la administración, quienes defendieron la fortaleza.

Sólo se reconocen a 6 niños, pero existen relatos que cuentan que las tropas del ejército norteamericano incineraron los otros 65 cuerpos para evitar una epidemia.

La verdad es un mito histórico muy significativo para los mexicanos…

Pero yo ya decía…¿Sólo 6 niños defendían un castillo tan grande?

¿Desde cuándo Hidalgo es Hidalgo?

Todo tiene un inicio.

La historia del estado de Hidalgo es muy larga. Yo sólo te voy a dar ciertos datos para que sepas las cosas más importantes que pasaron en este territorio, hasta llegar a la fundación de lo que hoy conocemos como hidalgo.

El nombre completo de nuestro estado es Estado Libre y Soberano de Hidalgo (un tantito más largo de como lo conocemos).

Arqueólogos han encontrado vestigios prehistóricos que lo ubican entre los años 14 mil y 2 mil quinientos antes de cristo…Cuando viajes a Hidalgo y veas a sus pobladores, piensa que los primeros que habitaron esas tierras pudieron haber llegado hace 16 mil años.

Los primeros en fundar alguna población, fueron los Olmecas, no de gratis son catalogados como la cultura madre, fueron el inicio de todo lo que somos en la República de México.

Tiempo después los teotihuacanos (provenientes de lo que hoy es estado de México) llegaron a estas tierras, seguramente por las rutas comerciales y después de la caída de esta ciudad tan importante…Si no has ido a las pirámides de teotihuacán ¡Ve mañana mismo! ¡Son increíbles!

Luego la cultura Huasteca se estableció en el norte del estado; Y los toltecas llegaron expandiéndose por diferentes lugares…y luego fueron invadidos por los chichimecas

¡Ah, también los otomíes estuvieron por acá!

Los mexicas fueron los últimos que llegaron a tierras hidalguenses, anexando estos pueblos al vasto imperio que crearon desde el México- Tenochtitlan…Esta historia de los mexicas es muy interesante, leela y te darás cuenta de muchas cosas, sobretodo el cómo se dio la conquista española…gracias a los pueblos enemigos de estos.

¿Viste cuantos pueblos llegaron a esta región?

7 diferentes culturas llegaron para establecerse en el territorio hidalguense…una gran mezcla de costumbres, que originaron lo que somos hoy en día.

¡Nos conquistaron!

Podría escribir cien páginas del porqué la conquista española en estas tierras,representa una de las etapas más triste de la historia…Pero no voy hacer que leas cien páginas de rencor y dolor.

La realidad es una, y es que los españoles se apoderaron de todo lo que encontraron en México…hay que aceptarlo y seguir adelante.

Los pueblos que habitaron el actual estado de Hidalgo, estaban bajo el dominio de los mexicas, una vez que cae Tenochtitlan, pasaron a estar bajo el dominio de la corona española.

Muchos señoríos se rebelaron e iniciaron una guerra en contra del conquistador español…pero no fue suficiente, al final no pudieron resistir; el tristemente recordado como “el conquistador de México” envió a los tlaxcaltecas y parte de su ejercito español para controlar el territorio.

No tiene sentido que coloque frases grises en este blog…pero lo que sucedió en esa época, fue muy triste.

Lo que vino después…fue control y sacar provecho económico de estas tierras.

Se instalaron los españoles y con él sus instituciones políticas, para dominar a los pobladores indígenas que quedaban.

Se fundó la Ciudad de Pachuca, a mediados del siglo XV, por un grupo de mexica.

Se empezó con la actividad minera (actividad que hasta el día de hoy continua), ya desde acá vieron que podían ganar mucho dinero con la explotación de diversos recursos minerales entre ellos y la más importante, la plata.

La religión también llegó a Hidalgo. Franciscanos y jesuitas se establecieron, creando misiones en diferentes puntos del estado…

A final del periodo de conquista, los territorios y la población no era la misma que aquella que era dominada por los Aztecas.

Tiempos de independencia.

Si no era suficiente el sufrimiento de los pueblos indígenas de esta región durante el periodo colonial, ahora se venían tiempos difíciles, pero ahora de independencia y libertad.

El estado fue escenario de una serie de batallas y revueltas entre insurgentes y el ejército de la corona española.

No voy hacer de este blog un libro de historia, así que no te daré fechas, batallas, ni héroes de la independencia que pisaron estas tierras y que al final, lograron tan ansiada tarea…13 años fueron suficientes para lograr la independencia de México.

Un Hidalgo libre.

Una vez que se consumó la independencia, los territorios que hoy conforman el estado de Hidalgo, formaron parte del estado de México ¡Si, fuimos mexiquenses en algún momento!

La guerra de independencia dejó muchas consecuencias, en Hidalgo las minas quedaron arruinadas, por ellos las minas de Pachuca y Real de Monte pasaron a manos de los ingleses, los cuales trajeron nuevas tecnologías y lograron que la explotación de plata tuviera el auge más importante del siglo XIX.

La lucha entre ideas conservadoras y liberales formaron parte de esta etapa, y a su vez la invasión de dos países extranjeros…Una época muy inestable.

Y es el 16 de enero de 1869, a dos años de haber expulsado a los franceses de suelo mexicano, el Congreso de la Unión emite el decreto de erección del estado de Hidalgo, designando como capital la ciudad de Pachuca.

¿Cuál es la diferencia entre cultura y tradición?

Creo que esta es una de las confusiones más comunes que tenemos en la secundaria, no sabemos diferenciar lo que es cultura y tradición.

Cultura son todos los modos de vida, costumbres, conocimientos, que tiene un grupo social.

Por ejemplo…la mayoría de los mexicanos somos personas amables y educadas (aunque algunos están perdiendo esa esencia), eso forma parte de nuestra cultura, así somos desde hace cientos de años, es nuestra forma de ser.

La tortilla de maíz es parte de la cultura del mexicano, porque es una costumbre, desde la formación de las primeras sociedades en este territorio, el utilizar el maíz para sus alimentos

¿O es que al lado de tu chicharrón con salsa verde, no están tus tortillas?

Tradición es la transmisión de bienes culturales (costumbres, conocimientos, prácticas) en una sociedad.

El mariachi es una tradición, porque a través de los años nos acostumbramos a llevar mariachis a nuestra madre o a nuestra pareja, para celebrar algo.

¿Algo más actual? El Vive Latino (que ya no es tan latino) es una tradición, porque desde 1998 la gente va este concierto, es un evento que forma parte de la vida de los amantes de la música.

En resumen, cultura es lo que tenemos como sociedad y tradición es lo se hereda…Si, la tradición forma parte de la cultura.

Leyendas: parte de la tradición mexicana.

Una leyenda es toda narración de hechos sobrenaturales, naturales o la mezcla de ambas, de forma oral o escrita.

En otras palabras, son todos aquellos cuentos de fantasmas, muertos, espantos, apariciones que hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas.

Y que por algún motivo de morbo, nos encanta escuchar, así nos llegue un poco de miedo o reflexión sobre algo que nos haya impresionado.

No existe una población en México que no tenga sus leyendas sobre mujeres que lloran, monjes que arrastra sus cadenas, alguna casa embrujada, calles con historias paranormales.

La creación de estas leyendas son parte de la rica tradición mexicana, es increíble como estos cuentos pasan de generación en generación, creando tantos pensamientos y creencias en las personas que gustan de este tipo de expresiones culturales.

Y vuelvo hablar de historia, este tipo de narraciones ya existieron durante la etapa prehispánica: tlaxcalteca, aztecas, mixtecas, mayas, son algunos de los pueblos que comenzaron a dejar huella de esta forma.

La leyenda de iztaccíhuatl y el popocapetl, del maíz, el flechador del sol, la leyenda del sol y la luna, la piel del venado, entre otras, son el “origen” de leyendas como el de la llorona, la isla de las muñecas, la planchada, etcétera.

No hay nada más divertido que ir de turismo a una población mexicana y adentrarte en las leyendas más tenebrosas que puedas escuchar.

– 5 leyendas más famosas de Hidalgo

1. La bruja de Hidalgo.

Esta leyenda se suscita en el estado de Hidalgo, cuando todavía no existía la luz eléctrica. La población de ese entonces tenía la creencia de la existencia de brujas, que chupan la sangre de niños recién nacidos.

En ritos demoníacos estas brujas se quitaban las piernas y las guardaban en sus casas, para salir volando en busca de los niños.

Cuentan que las brujas tomaban forma de aves como guajolote o gavilán cuando aterrizaban en las casas en busca de sus víctimas.

También las personas veían en gran cantidad bolas de fuego (obviamente son bólidos y meteoritos…pero como para el choro todo es bueno) en el cielo y temían que fueran las brujas que arreciaba en su ataque y no tenían forma de parar eso tan temido.

Hasta que un día, un niño valiente llamado Juan, escuchó de sus padres hablar sobre una mujer que merodeaba la casa de sus vecinos, sospechando que era una bruja que quería llevarse a el niño de ellos.

Juan fue a la choza de la mujer y se dio cuenta que sí, era una bruja, entró a la casa y se llevó sus piernas, para que no siguiera robando niños.

Al día siguiente una anciana en muletas toco la puerta de casa de juan, los padres del niño le ofrecieron a la señora que entrara, esta se sentó en una silla, de la cual no se podía parar.

Le ofrecieron de comer a la anciana y esta aceptó, pero pidió que la dejaran sola porque estaba cansada, aunque solo quería buscar sus piernas.

Los padres de juan decidieron dejar dormir a la señora por una noche. El niño sospechando de la anciana, ofreció llevarle la comida al cuarto, entró y cerró la puerta con llave, y con unos alfileres clavo la falda de la mujer para inmovilizar y le echo agua bendita a la sopa para que esta no pudiera comer.

La señora al verse inmovilizada confesó la verdad a los padres del niño: que entró a la casa en busca de sus piernas. Los padres decidieron devolverle sus piernas con la condición de que no se vengara de ellos.

Al día siguiente la vieja había desaparecido. Días después, cuentan los pobladores que aquella bruja había muerto, y encontraron su cadáver a los pies de una montaña, con unas extrañas alas de guajolote.

2. El fantasma del cerro del lobo.

Esta leyenda cuenta… Qué en una de las montañas del lado oriente de la ciudad de Pachuca, llamado el cerro del lobo, se aparece una mujer extraña, vestida de blanco; y cuando un hombre pasaba por ahí y se cruzaba en su camino, ella lo seducía y la invitaba a seguirla.

El hombre iba detrás de ella hasta la cima del cerro, y cuando se colocaba a su lado, ella lo empujaba hasta el fondo del abismo…todo quedaba en silencio…hasta que sonaba unas carcajadas que enfriaba la sangre…

Después ella se iba flotando…no se le veían las piernas…se perdía en la obscuridad.

Y se escuchaba el aullido de un lobo, haciendo estremecer a las personas que estaban a los alrededores.

Las víctimas fueron innumerables…hombres que caían en una grieta sin fondo…

Un día, en una la cantina que se encontraba en las faldas del cerro, tres hombres charlando en una mesa hicieron una temeraria apuesta

  • Yo les apuesto el dinero de la semana, que desafió esa mujer de blanco…mató a mi hermano y juré vengarme de ella.

De esa forma los tres fueron camino rumbo al cerro…dos de ellos iban caminando despacio atrás, mientras que el otro caminaba más rápido…

Al llegar a la cima del cerro, gritó con todas fuerzas que tenía:

  • ¡A ver vieja del infierno, aparecete!

Y apareció la mujer…

El hombre levantado los brazos le dijo:

  • Te voy a proponer un trato…quiero tenerte en mis brazos, si te gusta me voy al infierno contigo, y si no, júrame que no volverás a venir más.

Ella corrió hacia él y cuando se aproximaba para el abrazo entre ambos, el se rompió la camisa…

Se escucharon ruidos de animales feroces luchando…

Hasta que ambos abrazados cayeron al fondo de la grieta…

Todo permaneció en silencio…en calma.

Se supo lo que pasó…

El hombre llevaba colgado en el cuello un crucifijo bendito…

La mujer de blanco jamás volvió aparecer.

La grieta de la montaña se cerró, dejando dentro el espanto que tantos hombres mató…

Pero en las noches de luna llena, se escucha el aullar de un lobo

3. El jinete sin cabeza.

Como toda leyenda, esta se narra durante las noches de comienzo de siglo XX, noches obscuras debido a que la luz eléctrica todavía no había hecho su aparición.

La población vivía temerosa, al caer el sol cualquier cosa podía pasar…

En las noches se escuchaban ruidos de la herradura de un caballo chocando contra del empedrado…mientras los vecinos murmuraban plegarias y rezos…mientras el relincho del caballo aturdía los oídos de los temerosos.

El jinete era un charro vestido de negro, con botones muy brillantes y llevaba en la mano un machete lleno de sangre…pero nunca se escuchó su hablar…porque era un jinete sin cabeza.

En las noches de luna llena, después de las 11 de la noche…nadie asomaba la cabeza en los callejones del viejo barrio minero.

Los pulqueros servían los últimos tragos apresurados, antes de la hora fatal.

Esos hombres…ya borrachos se arrepentirían de merodear por las calles…

¡Lo vi…lo vi, era un hombre sin cabeza!

¡Era un caballo…que más que galopar, parecía que estuviera bailando…Con sus ojos de fuego…hacía de su color negro el mas tenebroso, sacando de sus herraduras chispas al golpear el empedrado!

En las calles de Observatorio, en el barrio de la Palma…ahí era donde el tiempo se paraliza, el viento soplaba tan fuerte, que parecía que quería huir de algo…

…En esas calles se veía cabalgar al jinete sin cabeza.

Entre los pobladores, se decía que todo fue culpa de una mujer…

Una noche de luna llena, el jinete enamorado encontró a su rival, ante la ventana de su amada…ambos lo traicionaron.

Sacaron sus machetes…era el comienzo de un duelo a muerte…se defendían…atacaban sin piedad…ambos sobre sus caballos…llenos de sangre por el brutal enfrentamiento.

El traidor desapareció por las calles…pero antes, había atravesado con su machete, el cuello del charro enamorado…

Su cabeza cayó sobre el empedrado, frente al balcón de la ingrata…

El cuerpo del hombre permanece montado sobre su caballo…mientras este caminaba lentamente por las calles…desapareciendo…

La cabeza nunca apareció, se dice que mismo diablo se la llevó al infierno.

En las noches de luna llena…el jinete se siente por los caminos del barrio…no para buscar venganza…si no para encontrar su cabeza y poder descansar en paz.

4. El duende.

Se cuenta que esta leyenda sucedió en la Cañada de San Buenaventura, en la falda de los cerros, muy al norte de la ciudad de Pachuca, en un río que desemboca en la presa del Tulipán, donde hay muchas minas viejas y abandonadas, que a su alrededor, vivían varias familias de mineros.

Un día Rosina y su madre fueron a lavar al río…ambas trabajaban, mientras entre los árboles alguien posaba su mirada sobre la muchacha…

  • ¡Que niña mas hermosa, me gusta mucho!

De pronto Rosina siente que le jalan el cabello…piensa que fue su madre y le reclama, pero la mama niega que haya sido ella.

Rosina sigue limpiando la ropa…y siente que la pellizcan…y vuelve a reclamarle a su madre, negando de nuevo lo sucedido…

A la media hora, Rosina escucha una voz que hizo que se pusiera de pie…

  • ¡Rosina, hermosa niña, ven! ¡Sígueme a la entrada de la mina! ¡Te voy a dar algo muy hermoso!

Rosina fue la única en escuchar la voz.

Camino a la entrada de la vieja mina…entró, no vio a nadie…solo escucho risas…y de repente alguien le lanzó una flor blanco que hizo que se espantara.

Salió corriendo donde su madre…le contó lo sucedido y ambas volvieron a la mina…pero no vieron nada…todo fue un misterio…la madre de Rosina no le creyó.

A partir de ese día, Rosina fue acosada por un ser invisible…que se obsesionó por ella.

Rosina sabía que era un espíritu la que estaba detrás de ella, siempre escuchaba esa voz diciéndole cosas hermosas, ofreciéndole su ayuda, acariciándola…durante el día y la noche.

Sus padres decidieron llevarla con una curandera, a las afueras del pueblo.

Rosina le contó todo a la curandera y esta le dijo con preocupación le dijo que era un duende quien la estaba enamorando…

  • No eres la primera que le gusta a este duende, a él le gustan tiernitas y bonitas.

La madre le pregunta a la curandera.

  • ¿Cómo son los duendes?

Y le responde…

  • Son seres que no se pueden ver, como el aire; espíritus traviesos, chaparritos, gordos y visten como charros…Lo mejor es que desaparezca la chamaca, llévesela por un tiempo.

La familia de Rosina decidió llevársela del pueblo, de noche, que nadie supiera lo sucedido…

Rosina volvió tres años después, esperando que todo lo sucedido hubiera quedado en el pasado…ya era una mujer.

Al día siguiente Rosina fue al río a bañarse…el duende volvió aparecer, le dejó otra rosa blanca…

La mujer agarro la flor y fue corriendo a su casa; le contó a su familia lo sucedido.

Su madre la llevo donde aquella curandera que tres años atrás les recomendó que se la llevaran del pueblo y esta le reclamó horrorizada, el porqué agarro la flor…

  • Ya tomaste la flor, le perteneces al duende, cometiste un gran error.

Ambas mujeres regresaron a casa, espantada, la madre decidió enviar a su hija de nuevo a la capital donde su tío.

Cuando Rosina iba a despedirse de sus padres, los muebles de la casa empezaron a volar…y se escuchó una voz.

  • ¡Tu no te vas!

Rosina fue jalada y salio volando por la ventana…mas nunca se supo algo de Rosina…desapareció.

Sus padres envueltos en una gran tristeza decidieron abandonar el pueblo.

5. El Espíritu Salvador

Cuenta la leyenda que en un pueblo cercano a la ciudad de Pachuca sucedió algo muy extraño…

En una tarde muy lluviosa, el doctor Alfredo Gómez Ortega, el único médico del pueblo, se encontraba muy cansado y empezó una plática con su esposa, donde expresaba su preocupación por la pobreza y las difíciles condiciones de vida en esa población.

Ya, en horas de la madrugada, la tormenta cada vez se hacía más torrencial, la pareja dormía profundamente…cuando de repente alguien toco la puerta con desesperación.

El doctor prende una vela y va directo a ver quien toca…

Era una niña, con un vestido blanco, completamente mojada por la lluvia…

  • ¡Doctor, venga a ver a mi madre, se está muriendo!

El doctor Gómez le ofreció a la niña entrar a la casa para que se secara y se cambiara de ropa, pero la niña insistía.

  • ¡Yo no importo, venga a ver a mi madre…se está muriendo!

Gómez insistió en esperar que la tormenta pasara, pero no hubo forma de calmar a la niña que llorando desconsolada pedía auxilio para su madre.

Ambos salieron de la casa, caminaron por más de 30 minutos, hasta que llegaron a una casita en el pueblo.

  • Es aquí doctor, esta es mi casa…Pase, al fondo encontrará usted a mi madre…Voy por unas cosas y lo alcanzó.

Al entrar a la habitación, ve a la mujer en cama y se percata de su grave padecimiento.

La mujer ardía en fiebre, estaba delirando. El doctor decidió inyectarle suero…solo era cuestión de esperar.

Una vez que atendió a la señora, se le hizo extraño que la niña había desaparecido, no estaba en la casa.

Las horas pasaron, ya había amanecido, Gómez se había quedado dormido en un sillón.

  • ¡Me quede dormido! ¡Niña, niña…Donde estas…Necesito darte unas instrucciones!

Los gritos del doctor despertaron a la señora.

  • ¿Quién es usted?
  • Soy médico señora, su hija fue a mi casa y me avisó de su enfermedad…llegó a tiempo, de no haber venido hubiera muerto.
  • ¿Mi hija? Yo no tengo ninguna hija…Hace mucho mi esposo murió en la mina y luego mi hija también murió de una pulmonía, eso fue hace 18 años…Vivo sola.

De uno de los cajones cercanos a la cama, la señora sacó una fotografía de su hija …

  • ¡No puede ser! Esta niña fue a mi casa anoche para pedir ayuda…estaba empapada, con unos huaraches, un vestido floreado y un rebozo, la recuerdo muy bien.

La señora con esfuerzo se puso de pie, fue a la cómoda y sacó un vestido…

EL doctor dijo:

  • ¡ Esa es la misma ropa que llevaba ayer!
  • ¡No puede ser doctor! Con esta misma ropa murió mi hija…llovía mucho y llego con la ropa toda empapada…le dio pulmonía.

La confusión reinó, el doctor no comprendía lo que pasó…

  • Señora cuídese mucho…esa niña la salvó.

El espíritu de la niña regresó del más allá para salvar a su madre…

Fútbol: una gran tradición nacida en Hidalgo.

La historia tiene respuesta para todo (bueno casi todo, con tal y existan fuentes), si te preguntas cómo llegó el fútbol a México… ¡Te lo tengo!

En su gran mayoría, los deportes que mas se practican en la actualidad son de origen europeo, uno que otro provienen de los Estados Unidos de América y Asia.

Por ello, todos los deportes que hoy en día practicamos en este país, tuvieron que haber llegado a practicarse gracias a “alguien” que vino de afuera o que viajó al exterior y lo trajo.

Por ejemplo, el béisbol, que también tiene muchos seguidores en México, llegó a practicarse en los países sudamericanos gracias a empleados norteamericanos que trabajaban en empresas petroleras, que en sus momentos de ocio comenzaron a practicar este deporte, enseñándoles a los empleados de esos países.

El fútbol en México llegó gracias a los británicos (de seguro aquellos que laboraban en algún tipo de empresa) y en un principio fue practicado por extranjeros y personas adineradas…

Puede sonar extraño, pero los deportes también son elitistas.

Llegando a lo que nos toca…en el año de 1901 se funda el primer club del fútbol mexicano…

¡Y fue en Pachuca!

El Pachuca Athletic Club…que fue fundado por un grupo de mineros y técnicos ingleses pertenecientes a la compañía “Real del Monte”…Acá comienza la larga historia del fútbol mexicano…

Es así como el Pachuca Athletic Club junto a otros 4 equipos (de Veracruz y Ciudad de México) organizan la primera competencia nacional de fútbol “El Campeonato Amateur del Distrito Federal” en el año de 1901, resultando campeón el Orizaba Athletic Club.

El Pachuca quedaría campeón en de este campeonato en las ediciones de 1904,1917 y 1919.

¡El fútbol nació en Hidalgo!

La tradición en un ring de lucha libre.

No hay nada mas mexicano que la lucha libre…

Es algo que nos caracteriza como sociedad, las máscaras, personajes, acrobacias, en fin, es un mundo apasionante, que tiene miles de seguidores en México y que atrapa a curiosos de otras nacionalidades.

Si eres turista y vienes por primera vez a México, tienes que ir a ver una cartelera de lucha libre mexicana…

La lucha libre mexicana es una versión de la lucha libre profesional y se caracteriza por estilo de sumisiones muy rápidas y acrobacias elevadas.

¡Acaso no has visto cuando los luchadores salen volando fuera del ring!

Todo es una mezcla entre deporte y secuencias teatrales…yo diría secuencias de novelas, porque se arman unos dramas entre luchadores, para verlos en horario prime time.

La mayoría de los luchadores son enmascarados, algo que me parece genial y le da ese toque único, que lo hace muy mexicano…

Y aquí viene parte del drama…

Utilizan la máscara para ocultar su identidad y se crean un personaje. Muchas veces se retan y ponen la máscara en juego…

¿Qué quiere decir esto?

El perdedor de ese reto pierde su mascara, se descubre su identidad y no puede utilizar más nunca la máscara…. ¡Una novela!

El Consejo Mundial de Lucha Libre, organismo principal que organiza este evento, fue fundado por Salvador Lutteroth González en 1933, y es considerado el “padre” de la lucha libre mexicana.

¡Son más de 80 años! Es increíble como este espectáculo a durado tanto y está metido en las venas del mexicano.

Del ring han salido figuras icónicas de la cultura mexicana, Blue Demon, El Rayo de Jalisco, Mil Máscaras, Huracán Martínez y el más popular…El Santo.

El Santo: los inicios del hijo de Hidalgo.

Si existe un personaje que defina un tradicional, un espectáculo, con solo ver su imagen o mencionar su nombre…Es el Santo.

Puedes ir paseando la Ciudad de México y de repente volteas y ves una máscara de lucha libre color plata en una playera, pin, póster, en lo que sea…Y sabes quien es.

Creo que solo comparable con la imagen de un personaje como Cantinflas y el charro tradicional (para mis gustos acá entran Pedro Infante y Jorge Negrete).

La persona que estaba detrás de la máscara de plata fue Rodolfo Guzmán Huerta…Si, nacido en Hidalgo.

Un 23 de septiembre de 1917 nace en Tulancingo, estado de Hidalgo. Su madre fue Josefina Huerta, que se dedicó a las labores del hogar; y su padre fue Jesús Guzmán, representante de una fabrica de maquinas de coser en Tulancingo.

Rodolfo Guzmán vivió en Tulancingo hasta los 6 años, debido a que sus humildes padres decidieron mudarse a Ciudad de México, en busca de superación y a raíz de la hospitalización de su madre por una infección en el brazo.

Vivieron en un principio en el famoso (por muchos motivos) barrio de Tepito.

Estudio en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, pero por motivos económicos tuvo que abandonar la escuela.

Jamas imagine que el santo tenía inclinación por las artes plásticas…Las apariencias engañan.

Para ayudar económicamente a su familia, “El Santo” trabajó en una fábrica de medias para damas y en sus tiempos libres practico béisbol, fútbol americano, artes marciales, jiu jitsu y lucha greco romana…Esto si se me parece más a El Santo.

Empezó a mostrar interés en la lucha libre por influencia de sus hermanos: Jesús “Pantera Negra” Guzmán y Miguel “Black” Guzmán, también conocido como “El Indio de Tulancingo”.

Ambos hermanos murieron como consecuencia de los golpes recibidos en el ring; Pantera Negra murió en el ring, mientras Black murió por una úlcera reventada, después de recibir los golpes de una lucha.

No está claro cuándo fue que inició su carrera en el mundo de la lucha libre, se dice que debuto como luchador profesional en el año de 1934 con el nombre de “Rudy”, contra Francesito Eddie Palau.

También está la versión de que comenzó en la lucha libre el 28 de abril de 1934, en la arena Peralvillo Cozumel, con el personaje de “Hombre Rojo.”

Cuando la adversidad aparece, no puedes dejar de luchar…a pesar de vivir de forma humilde y teniendo que abandonar la escuela por falta de dinero, Rodolfo Guzmán salió adelante, practicó el deporte que lo apasionaba y pasó a ser parte de la cultura mexicana.

¡Ídolo de niños y adultos! ¡Es un ícono de México!

La riqueza cultural que tenemos los mexicanos es increíble…
Somos una mezcla de culturas, nuestra esencia es parte española y parte indígena; todo lo que hacemos, comemos, hablamos, nuestras diversiones…nada viene solo.

Es difícil asimilar que los españoles vinieron a colonizarlos y destruir la gran mayoría de las cosas que dejaron nuestros antepasados indígenas. Pero hay que aceptarlo y disfrutar de todas las cosas buenas que este proceso nos dejó.

Nunca debemos perder nuestras tradiciones…tener esa tortilla de maíz en nuestra mesa, es algo de lo que debemos sentirnos privilegiados, es una de las comidas más ricas en el mundo.

O contar a nuestros nietos cuentos aterradores de muertos, espíritus, mujeres que salen en las noches para buscar sangre de niños, jinetes sin cabeza…porque además de dejarlos con un trauma de miedo de por vida, estas continuando una tradición que data de miles de años y forma parte de nosotros.

No hay algo más enriquecedor, que crear imágenes con el cual te identifiquen…en el mundo, ven una máscara de lucha libre y ya saben que se trata de México…La lucha libre es aventura y diversión.

El Santo, no solo es la imagen de la lucha libre mexicana, es símbolo de superación y valentía…vivió situaciones muy difíciles durante su vida y eso no lo frenó en su meta de ser el mejor…Y así somos los mexicanos ¡chingones! no nos para nada, siempre salimos adelante en la adversidad.